Cuando se lee tanto sobre los seguros de móvil muchas personas se preguntan si deberían de contratar seguro movil para sus teléfonos o si no les resultaría ya rentable. Para ayudar a solventar esta duda, podemos dar algunas pistas.

-El importe del seguro depende del valor del teléfono. No te cobrarán lo mismo por un Smartphone de alta gama que por un teléfono de menor valor. No obstante, tienes que pensar que estás asegurando el teléfono para evitar tener que pagar en caso de que sufra un accidente.

Si realmente, el teléfono tiene muy poco valor, seguramente te salga más a cuenta comprar un teléfono nuevo y no estar con reparaciones ya que este tipo de terminales una vez que tienen problemas no suelen volver a funcionar con demasiada normalidad.

Hoy, la mayoría de la gente opta por teléfonos de gama media, media/alta o alta y por eso contratan seguros ya que en estos casos merece la pena.

-El valor del teléfono decae con el tiempo. Si te has comprado un teléfono hace más de dos años seguramente este aparato ya comience a dar problemas. Hoy, es raro que un móvil dure más allá de este tiempo porque se queda anticuado, deja de recibir actualizaciones y no tiene suficiente memoria para las nuevas Apps del mercado.

Por eso, lo habitual es que el móvil se asegure durante los dos o tres primeros años de vida del aparato. Una vez que sobrepasa esta edad, no suele ser rentable el seguro.

-Hay que ver qué interesa asegurar. La letra pequeña de los seguros es bastante propensa a causar errores. Por ejemplo, un teléfono asegurado contra robo no lo está contra hurto. Es decir, el seguro se haría cargo si alguien te atraca y se lleva tu teléfono, pero no si te cogen el bolso cuando estás tomando algo en una terraza y tienes el teléfono dentro o si te lo sustraen del bolsillo en el metro.

El robo está asegurado en muchos casos gracias al seguro de hogar que cuenta con este tipo de complementos, por lo que no necesitarías pagar dos veces por lo mismo. Comprueba el seguro que ya tienes antes de contratar otro nuevo para no duplicar prestaciones.

Si tienes en cuenta estas consideraciones, el seguro de tu teléfono será algo muy útil que te puede evitar pagos de gran importe y además inesperados.