CategoríaCordones y lonas

Cómo elegir las zapatillas para hacer un triatlon

Si quieres hacer un triatlón no lo dudes y anota estas recomendaciones que te permitirán seleccionar las zapatillas para hacer un triatlón correcta. Toma nota de estos consejos y harás la elección acertada.

 

Lo primero que debes tener en cuenta es que si te equivocas en las zapatillas que compres podrás acabar padeciendo problemas graves de salud. Por ello lo primero es hacer un estudio de pisada, así una vez esté claro qué tipo de pisada se tiene será más fácil encontrar el modelo y la marca ideal.

 

También debes tener en cuenta la finalidad que tendrán esas zapatillas y si son zapatillas de competición qué distancia vas a competir. Si son para entrenar no será tan importante preocuparse por el peso de la zapatilla como sí la protección que dan. En ese caso se deben usar unas zapatillas de entrenamiento.

 

En caso de que se vaya a competir, hay que tener en cuenta qué distancia se va a recorrer, el peso y la técnica. La zapatilla ideal para cada distancia es aquella que más se ajuste a esos tres aspectos. En los casos de sprint y olímpica se usan opciones de los 200 gramos, para distancias half e IM, zapatillas de más de 200 gramos pero esto es diferente con cada persona. También es recomendable tener en cuenta los cordones triatlon, algunos de ellos son elásticos y esto es importante sobre todo en pruebas como el sprint.

Es importante reparar en otra serie de aspectos como la transpiración y el tejido que tienen. Lo más recomendable es escoger una zapatilla que transpire bien. Las hay que tienen salidas de drenaje en la suela. También es recomendable que tengan un tejido sin costuras y un tacto agradable al pie.

A la hora de seguir estas recomendaciones tienes que tener en cuenta que estos aspectos deben ir acompañados de la propia preparación muscular que tú tengas. Aquí entran la técnica de carrera, unos entrenamientos adecuados y una planificación del entrenamiento, esto junto a unas buenas zapatillas serán la clave del éxito.

Un cenador o un cobertor para tu piscina

Las lonas de polietileno son un elemento imprescindible en cualquier finca o jardín durante el verano gracias a su gran versatilidad y a la gran cantidad de usos que tienen. Uno de los más habituales es utilizarlas para cubrir la piscina. En este caso se compra a medida la lona y suele anclarse a los bordes de la piscina gracias a sujeciones de goma y a ojales. Al ser una lona barata, impermeable y muy ligera, es una buena opción para cubrir la piscina cada día sin invertir mucho dinero.

Lo mismo ocurre cuando no se disfruta demasiado a menudo de una comida en el jardín y no compensa por ello comprar un toldo o una estructura permanente de cenador. Las lonas de este tipo pueden anclarse en los árboles, en el tejado de la casa o en cualquier elemento del cierre del jardín para poder crear un techo provisional que impida que de el sol. También se puede crear una estructura metálica desmontable para este fin.

De esta manera contaremos con un cenador provisional muy fácil de recoger y que no ocupará prácticamente sitio una vez retirada y doblada. Del mismo modo se puede crear con ellas una estructura que funcione como cortavientos para poder tomar el sol en el jardín. Incluso puede proteger de las miradas indiscretas y dar más intimidad.

Otro de sus usos es el de proteger todo tipo de objetos que estén en el exterior. Estas lonas pueden utilizarse para cubrir el coche si no se va a utilizar durante un tiempo y no se cuenta con un garaje o para proteger los muebles de exterior si va a llover y no tenemos tiempo de retirarlos. Así, no se estropearán si los materiales no son apropiados para el agua, pero también nos ahorraremos secarlos incluso si son de resina u otros materiales aptos.

Cuando no se cuenta todavía con un garaje o con un almacén para guardar material de jardinería y otros objetos, las lonas impermeables también valen para cubrir el cortacésped y las maquinas que se estén utilizando para la realización de diferentes trabajos.

Existen diferentes tipos de lonas de polietileno y hay que encontrar la adecuada en cada caso, ya que si se utilizan en piscinas tienen que poder resistir el cloro y las que se utilizan para el sol pueden tener una capa que ayude a que no pase el calor.