Acabo de ver en la televisión un reportaje de las dietas milagro que me ha puesto los pelos de punta. Un periodista se ha metido en la piel de una persona que encuentra una dieta milagrosa en internet y se aventuró a realizarla. La dieta consisitía en consumir al día setecientas calorías al día, eso ya me pareció bastante poco cuando lo escuché por primera vez, pero después de el reportaje no es que me pareciese poco, me pareció ridículo. El periodista hizo la dieta durante cinco días y a cada día que pasaba el periodista se daba cuenta de que se había metido sin quererlo en un problema, porque cada día tenía menos fuerzas, pero lo que sí que tenía era fuerza de voluntad, porque salía una imagen de los compañeros de trabajo del periodista haciendo una fiesta y la cara de consternación que tenía se le iba avinagrando poco a poco. Y por si fuera poco el periodista fue al gimnasio durante esos cinco días y se dió cuenta de que comiendo tan pocas calorías al día no tenía fuerzas para hacer los ejercicios, lo que me parece normal, ya que para ir a hacer ejercicios en los que tengas que hacer fuerza necesitas haber comido bien previamente. Aunque cuando era joven iba constantemente a jugar al fútbol sin comer y nunca me pasó nada, pero eso sí, cuando volvía a casa devoraba la comida que había como si no hubiese comido en días.

Las dietas milagro, estas que encuentras en internet, son en realidad un engañabobos pero hay mucha gente que está desesperada por conseguir un cuerpo mejor del que tienen. Y por desgracia siempre hay alguien que se quiere aprovechar de esta clase de gente. Existen infinidad de dietas milagro y cada año aparecen dietas nuevas, pero aún así no funcionan, seguro que entrando en centrallecheraasturiana.es encontrarás mejores consejos de alimentación. Aún así me pregunto ¿quiénes serán los lumbreras que se inventan esta clase de dietas? Supongo que serán gente que se quiere reír de los que están desesperados por adelgazar y pican como si fuesen niños.