Una de las estancias de la casa que requiere más atención es  la cocina, ya que es en la cocina donde se preparan todos o casi todos los alimentos que vamos a consumir por lo que debemos tenerla en unas condiciones óptimas para poder cocinar con libertad y comodidad. Pero hay que saber a quien se mete en casa para reformar cocina, seleccionar a una buena cuadrilla para que te haga el trabajo de la mejor manera posible es esencial, ya que de esa manera te aseguras que no te vas a llevar un chasco cuando terminen, porque eso pasa más veces de lo que os podéis imaginar.

 

Para hacer una reforma en la cocina de tu casa lo primero que se debe de hacer es pensar en qué clase de cocina es la que más te interesa o te pueda gustar, ya que hay un montón de diferentes modelos y opciones entre las que se pueden escoger. Veo en muchos programas americanos de reformas de casas que cuando llegan a la reforma de la cocina siempre ponen una isla en medio de la cocina, eso será porque tienen espacio suficiente, porque en las cocinas de nuestras casas no entra ni en sueños una isla y si entrase nunca sería de las enormes dimensiones que los americanos colocan, aunque ya se sabe que los americanos lo hacen todo a lo grande.

 

Aunque he reconocer que las cocinas que más me gustan son las de las casas de las aldeas, porque allí es donde más tiempo se hace vida, y si la cocina tiene una lareira para poder hacer una hoguerilla, ya tiene todo el encanto que necesita tener, porque no sé lo que tiene el fuego pero hipnotiza y te da calor en las jornadas de invierno. El año pasado fui a el pueblo de un amigo y me encantó la cocina que tenían con su lareira encendida, allí es donde mejor se estaba, ya que estabas caliente y podías comer todo lo que quisieses.

 

Existen muchas clases de cocinas pero todos tenemos una que es la que de verdad nos conviene.