Mi coche suspendió. Iba yo tan tranquilo a pasar la ITV después de haber acudido al taller oficial de Peugeot y zas: “no funciona su luz antiniebla, tiene que volver cuando este arreglada”. Era la primera vez que mi coche no pasaba la ITV y supuso un engorro, y solo por la luz antiniebla… que no recuerdo la última vez que la usé. ¿A cuántos coches en pontevedra les habrá pasado esto?, pensé yo.

Pero las reglas son las reglas, así que tuve que ponerme manos a la obra. Lo raro es que días atrás había acudido al taller oficial de la marca de mi coche para hacer una revisión pre-ITV. En realidad, acudí porque necesitaba un cambio de neumáticos. Hasta ese momento no había hecho mucho uso del taller oficial.

Amigos, conocidos y expertos siempre dicen que son muy caros, que el servicio no es tan bueno para lo que pagas, etc. No sé si será cierto o no, pero en mi caso se dio la circunstancia de que, simplemente, no tenía tiempo para buscar y comparar precios para cambiar las ruedas. Tenía que hacerlo ya, precisamente cara a la ITV. Según he leído por ahí, casi uno de cada cuatro coches en pontevedra que no pasa esta revisión oficial tiene un problema en los neumáticos. La vez anterior que había ido a un taller me habían dicho que ya tenía las ruedas para cambiar y no había hecho mucho caso… así que tocaba cambiar ya.

El caso es que en el taller oficial de Peugeot me hicieron un presupuesto, comparé rápidamente por internet y tampoco lo vi tan elevado, así que no busqué más: iba con prisas. Me ofrecieron también hacer una revisión pre-ITV y acepté. Y no vieron nada en la antiniebla.

Después de que me dieran el alto en la ITV volví al taller para aclarar el tema y cuál fue mi sorpresa cuando me dijeron que la antiniebla sí que funcionaba, que no sabían que había pasado en la ITV. Y allí volví, y esta vez sí que pasé el examen… Tantas vueltas por una antiniebla que no tenía ningún problema.