EL FINAL DE ATARSE LOS CORDONES

Cuando el otro día me pidieron unos cordones triatlon para un regalo me pregunté qué es lo que tendrían de diferente con los cordones normales del calzado que usamos habitualmente y principalmente es que los cordones de triatlón no hay que atarlos a la vieja usanza como hay que hacer con los cordones normales. Por lo que he podido investigar creo que esa clase de cordones son bastante útiles, sobre todo para la gente que normalmente no acostumbra a deshacer los nudos de los cordones cuando se descalza, el cual es mi caso. He estado pensando últimamente en comprarme unos cordones de triatlón para el calzado deportivo que suelo llevar a diario, creo que así se acabará con el interminable problema de que se me desatan los cordones constantemente y que me molesta bastante.

 

Hace unos meses me regalaron unas zapatillas deportivas bastante buenas para ir a hacer senderismo y traían unos cordones que eran del estilo de los cordones de triatlón y he de decir que salvo por las zapatillas deportivas con velcros cuando era un niño, nunca había tenido un calzado deportivo tan fácil de ajustar. Pero también he de decir que hay que acostumbrarse a usar ese calzado porque ha decir la verdad pesan un poco y al principio es como si las piernas te pesan un poco y cuando te los quitas sientes la misma sensación que cuando te quitas las botas de esquiar o los patines después de haber patinado un buen rato.

 

Últimamente cuando salgo a pasear a las ocho de la tarde me fijo en la gente que pasa corriendo por la misma calle por la que voy yo a ver si llevan cordones de triatlón y para mi sorpresa mucha gente los lleva para salir a correr, no pensaba que tanta gente los usase de forma tan cotidiana, aunque no creo que mucha gente se atreva a colocar esa clase de cordones en un calzado deportivo que no vaya a ser usado para correr. Personalmente yo los voy a poner en el calzado diario solamente para no tener volver a atarme los cordones de los tenis más.

¿Qué puedes hacer con tu coche cuando viajas en avión?

Los viajes en avión con muy cómodos y rápidos, pero a veces el problema está en llegar al aeropuerto de una forma cómoda y económica. Para muchos, la mejor manera es en coche porque permite una gran flexibilidad de horarios y la mayor comodidad. Pero, ¿qué hacer con el coche mientras se viaja? Esto puede ser un problema, sobre todo si se va a estar fuera varios días, ya que el parking de los aeropuertos, por ejemplo el de Lavacolla, suele ser muy caro. 

La mejor opción, posiblemente, sea la de dejar en vehículo en uno de los aparcamientos lavacolla santiago que hay en los alrededores del aeropuerto y que cuentan con servicio al mismo. Son perfectos para viajes porque guardan tu coche durante todo el tiempo que viajas y, al volver, te recogen en la terminal para que puedas subir a tu vehículo y conducir a casa. Y el precio es muy económico, por lo que se ahorra mucho respecto a dejar el coche en el parking oficial.

Otra opción consiste en dejar el coche en un parking de la ciudad de Santiago y, desde allí, desplazarse al aeropuerto en un autobús. Si el avión sale a una hora en la que funcionan los autobuses podría ser posible esta opción aunque hay que tener en cuenta que hay una distancia desde la capital gallega hasta su aeropuerto y que, si se llevan maletas, puede ser incómodo. Además, debería de coincidir el tener también un autobús a la vuelta. En este caso, habría que tener claro el precio del parking para no llevarse sorpresas ya que hay una gran variación de precios entre los diferentes parkings de pago de la ciudad.

La tercera opción es la de dejar el coche en Santiago y acudir en taxi al aeropuerto. Es una opción cómoda pero puede salir bastante cara y, al final, podría resultar tan caro como tener el coche en el parking del aeropuerto, por lo que no serviría de mucho el tomar esta opción. Seguramente, esta sea la peor de las ideas y solo funcione en el caso de que el vehículo quede en la calle, con el riesgo que supone de que al llegar nos encontremos con que ha sufrido algún daño, con lo que lo que habríamos ahorrado del parking nos lo tendríamos que gastar con creces en un taller.

Tres estilos de dormitorio juvenil que son tendencia

¿Qué estilo de dormitorio juvenil buscas para tu habitación? Si estás montando tu primera vivienda quizás todavía no tengas muy claro qué tipo de dormitorio deseas. Hay muchas tendencias y puede resultar un poco confuso diferenciarlas o saber cuáles son sus características. Te ayudamos a tomar una decisión comentándote los aspectos más importantes de las tres tendencias de estilo de dormitorio más actuales. 

-El estilo moderno. Se caracteriza por un mobiliario y accesorios elegantes y prácticos. Las camas con cabecero de gran tamaño son una de las características de este tipo de dormitorios que también pueden tener elementos como los estores noche y dia en lugar de persianas y cortinas. En cuanto a los colores, se llevan los tonos ligeramente oscuros para la zona del cabecero, como los tonos verde botella o azulón mientras que el resto de la habitación tendría un tono más claro. Los muebles de madera de calidad no pueden faltar en estas habitaciones, dándoles la prioridad a los tonos naturales de madera y a los oscuros sobre los claros.

-El estilo nórdico. Fresco y muy sencillo, inspirado en el minimalismo pero con un poco más de calidez de hogar. Las paredes en gris o en blanco son tendencia, igual que los muebles lacados en blanco. Son habitaciones muy sencillas y muy cómodas pero a la vez luminosas y muy bonitas. El aspecto práctico es su mejor característica y por eso se llevan los muebles con más de una función, como las camas con cajones para almacenaje. Incluso se pueden incorporar en dormitorios de adultos elementos como un escritorio o una zona de trabajo.

-El estilo vintage. Es otro estilo con un gran éxito entre los más jóvenes. Hace un guiño a otras épocas pero con muebles modernos y actuales en lugar de reciclando los más viejos como se hacía en los inicios de la moda vintage. Se lleva el papel de paredes, especialmente los floreados o los que tienen motivos geométricos. Lo mejor es limitarlos a una sola pared aunque hay quién lo lleva al extremo y lo pone por toda la habitación. Los cabeceros de polipiel o de hierro forjado son también característicos de este estilo así como las cómodas y los tocadores con líneas de los años cincuenta. Estas habitaciones suelen tener un estilo marcadamente femenino y muy sensual, aunque también hay versiones masculinas de dormitorio vintage.

Problemas técnicos 

Tengo que agradecer que llevaba mucho tiempo sin ningún problema con los electrodomésticos de casa. Todo funcionaba correctamente y no he tenido que cambiar ningún aparato en bastante tiempo. Pero no siempre ha sido así, ni mucho menos. Las leyes de Murphy dicen que los problemas vienen de tres en tres. Y así ha sido en algunos casos.

Recuerdo que en el plazo de una semana se estropeó la lavadora y la nevera de casa. Lo de la lavadora era una pieza de la puerta, justo la que la une al resto del aparato. Parecía poca cosa, pero me dijeron que estaba descatalogada o algo así y que debía buscar la pieza en el mercado de segunda mano, así que opté por comprar una nueva. Y lo de la nevera era que se había muerto de vieja, básicamente. Un buen pellizco gastamos aquella semana en electrodomésticos.

Pero, como digo, en los últimos tiempos no me puedo quejar hasta que llegó lo del calentador estos días. Lleva tiempo en casa sin dar problemas pero se ha encendido una luz roja y me he puesto a mirar Ofertas Calentadores por si acaso. Llamé al servicio técnico y no hemos dado todavía con la tecla ya que se ha vuelto a encender la luz roja. Si tengo que comprar otro calentador tampoco es el fin del mundo ya que la verdad es que este lleve un montón con nosotros.

Lo de comprar electrodomésticos hasta me entretiene, siempre que sea de vez en cuando, claro. Me gusta comparar productos y tiendas y ver cómo ha cambiado todo. Y es que hasta mirando Ofertas Calentadores se puede comprobar como las tecnologías van cambiando en cada sector para, se supone, ofrecer un mejor servicio, aunque no siempre sea así.

Si lo de las leyes de Murphy se cumple, debería estropearse algo más en los próximos días. Me parece que le toca al lavavajillas. ¡Menudo uso le estamos dando en los últimos tiempos! Yo, que lavaba platos como un experto, lo dejé por completo cuando este aparato entró en nuestras vidas. Ya no podría vivir sin él…

LA COMUNIDAD DEL PUEBLO

El otro día me enteré de que una de mis vecinas está pasando por un cancer de cervix tratamiento, y aunque nunca he hablado demasiado con ella no le deseo ningún mal ni a ella ni a nadie. Vivimos en un pueblo pequeño en el que todos nos conocemos y somos como una pequeña familia, aunque algunos se empeñen en que no sea así. Para tener una buena comunidad es necesario que todos  los integrantes intenten llevarse de la mejor manera posible, eso es considerado esencial. Pero ya se sabe que en los pueblos normalmente se llevan todos bien menos uno y eso es lo que pasa también en mi pueblo, pero no podemos hacer nada para deshacernos de él y tenemos que intentar convivir todos juntos con los menos conflictos posibles.

 

He conocido un montón de pueblos de otros amigos mío y en casi todos sucede lo mismo, todos se llevan bien salvo algún rarito que no se lleva bien con nadie,solo con el que le sirve las copas en el bar. Y eso si hay bar, porque en mi pueblo hace años que no tenemos un bar en condiciones. Si queremos ir a tomar algo tenemos que ir dos pueblos más allá porque es el más cercano que tenemos, por eso principalmente casi no vamos a tomar nada por ahí, preferimos comprarnos lo que vamos a querer y nos lo tomamos en casa tranquilos. Menos mal que eso no solamente pasa en mi pueblo en el de otro de mis amigos tampoco tienen bar y antes de bajar a su pueblo siempre nos compramos un par de cajas de cervezas para que nos dure un día por lo menos.

 

Pienso que no debería de haber ningún pueblo que no tenga por lo menos un bar donde ir a tomar un chupito o un café después de comer o a jugar la partida de cartas o dominó con los amigos. Por que un pueblo sin bar solo son un conjunto de casas, nada más. Esa es mi humilde opinión y supongo que habrá gente que piense igual y otros que no.

Sin calefacción central 

Ya lo decía mi novio: es mejor buscar un piso con calefacción central, a la larga lo agradeces. Pero tal y como está el precio del alquiler no estábamos para elegir mucho. Vimos un piso en una ubicación excelente para nuestros respectivos trabajos y nos lanzamos a por él. Más tarde descubrimos la letra pequeña, un poco más tarde de firmar el contrato de alquiler.

Realmente no estamos mal del todo en esta casa, aunque es un poco pequeño, no tenemos queja, salvo con el tema del frío. El edificio no tiene calefacción central, es un poco antiguo, con lo que cada vivienda se las arregla como puede. Nosotros llegamos en otoño y ya notamos un poco de fresquete pero fue a la entrada de noviembre cuando la cosa se puso fea.

Tiene orientación norte y eso se nota. Yo no solía estar muy pendiente de esas cosas porque no paso mucho tiempo en casa, sobre todo por el día, así que la entrada de luz tampoco me afecta mucho. Pero la entrada de luz supone entrada de calor y al contrario: sin luz, más frío. Claro que en verano lo vamos a agradecer, pero de momento estamos en invierno.

Mi novio ya se ha puesto las pilas buscando Ofertas estufas de butano baratas. Estamos dispuestos a tirar la casa por la ventana con tal de no pasar este frío porque yo voy por casa como si estuviera esquiando en Baqueira Beret. El dueño del piso nos dejó una estufa pero es un poco vieja y no nos fiamos de esos cacharros así que preferimos comprar una nueva y fiable y luego ya, si acaso, la vendemos más adelante si no la necesitamos. 

Alguna amiga me ha dicho que un piso congelado es más romántico: te obliga a estar todo el día bien juntito por aquello de la transmisión de calor. Vale, para las primeras semanas tiene su gracia pero llega un momento en el que no hay calor que transmitir, solo nos transmitimos frío. Mi novio se ha decidido entre las Ofertas estufas de butano baratas y ya ha encargado nuestra nueva fuente de calor que espero nos solucione lo que queda de invierno.

Un final cantado 

No por esperado es menos triste. Una de las cosas que vas me gustaba de la zona en la que vivo actualmente era un pequeño supermercado muy diferente a lo habitual. Era un supermercado especializado en productos ecológicos. Cuando llegamos aquí nos dimos cuenta de que no había ningún súper cerca al que pudieras ir andando. Esta era la única opción. En ningún momento consideramos que íbamos a hacer toda la compra en él, tanto por su elevado coste como por la falta de algunos productos, pero, sin duda, era un interesante complemento.

Y así fue. Durante estos dos años he sido un habitual de este negocio. Su gama de lácteos con certificado ecológico europeo era muy buena. Para mi mujer, que tienen que lidiar con varias intolerancias alimentarias, era muy práctico tener este sitio cerca ya que aquí compraba la leche sin lactosa. 

Por mi parte, además de la leche, yo solía comprar productos precocinados veganos. Me aficioné a las hamburguesas de tofu, a las salchichas de sarraceno, etc. Conocí un montón de ingredientes curiosos que luego me fueron gustando. Por ejemplo, en este súper compré por primera vez pan de espelta que luego se ha puesto muy de moda. 

Bien es cierto que el coste de muchos de estos productos es elevado y me resultaba imposible, como he dicho, hacer toda la compra aquí, pero sí me gustaba darme algunos caprichos mientras, además, contribuía a tener una dieta más equilibrada. También sentía que estaba haciendo algo bueno, apoyando el comercio local, por ejemplo con sus lácteos con certificado ecológico europeo algunos de los cuales se producían en granjas cercanas.

Pero rara vez coincidía con otros clientes en el súper. Nunca me pareció una buena ubicación la suya, en una carretera en curva por la que apenas pasan vecinos. Ese error en la ubicación creo que les condenó. Si lo hubieran puesto en un sitio más céntrico, con la afición que existe actualmente por los productos ecológicos, a buen seguro que hubiese triunfado, aunque probablemente el alquiler del local también hubiese sido más elevado. En fin, descanse en paz, súper ecológico.

Dolce vita

“Trabajamos en lugares que odiamos para comprar cosas que no necesitamos”. Es una frase de una de la película “El club de la lucha”. Tal vez sea un poco exagerado pero no está tan lejos de la realidad. Seguro que no muchos quieren admitir que odian su puesto de trabajo y más en la actualidad en la que el empleo se ha convertido en el principal factor de prestigio de una persona. En la lista de prioridades está primero tener un buen trabajo y luego, si acaso, ser feliz.

Cuando mi mujer y yo tomamos la decisión de no tener hijos nos encontramos con algo de incomprensión familiar. Ya se sabe, uno se casa para tener hijos. Pero a nosotros nunca nos han ido muchos los niños y sabemos, por nuestros respectivos hermanos lo que supone, para lo bueno y para lo menos bueno. 

Es un poco tabú decir esto, pero nos sentimos muy cómodos con nuestra vida y nuestros trabajos. Y disfrutamos “comprando cosas que no necesitamos”. Nos va bastante bien en el trabajo, no tenemos pensado comprar casa (vivimos bien del alquiler) y tenemos suficiente dinero para invertir en las dos cosas que más nos gustan: viajar y el buen comer. 

Entre las prioridades de mi hermano nunca estará comprar jamón ibérico. Él tiene bastante con sacar adelante a sus dos hijos. Podría comprarse un jamón, pero entonces tendría que cancelar esto o lo otro. Nosotros no tenemos ese “problema”. Entramos en una tienda gourmet y decimos: “quiero esto, quiero lo otro” y nos lo llevamos a casa. Preparamos una apetitosa cena y vemos una serie acurrucados en el sillón. Y al día siguiente a trabajar.

Tampoco es una vida maravillosa: no siempre el trabajo sale bien, y a veces se discute en casa, pero esta es la vida que hemos elegido. ¿Echaremos de menos haber tenido hijos cuando cumplamos 50 años? Tal vez, no lo sé, pero en este momento prefiero ir a la tienda a comprar jamon iberico y disfrutar un poco de mi tiempo libre en vez de ir al parque a jugar con los niños.

La detección precoz 

Si todos los tipos de cánceres tuvieran una prueba de detección precoz como el cáncer de colon, la mortalidad de esta enfermedad se reduciría muchísimo. Desde hace unos años, el Ministerio de Salud español, en colaboración con las distintas instituciones sanitarias autonómicas, han elaborado un plan conjunto para implantar progresivamente una prueba de detección precoz colorrectal. 

Se trata de un plan muy ambicioso ya que se dirige a todas las personas mayores de 50 años lo que supone una inversión muy considerable. Pero, obviamente, merece la pena. Este test cancer de colon es un programa de cribado o prevención. Se trata, por tanto, de un tipo de prueba que detecta ciertos síntomas que podrían conducir a un diagnóstico más concreto. Por ejemplo, la temida sangre en las heces. Este hecho, por supuesto, no conduce irremediablemente a tener un cáncer. Simplemente se trata de un síntoma a tener en cuenta.

Aquellas personas que deseen participar en el test y cumplan con los requisitos recibirán un kit colectar para recoger una muestra de heces. Hay que tener en cuenta que en determinados casos no es recomendable hacer la prueba: por eso siempre es mejor acudir primero al médico de cabecera antes de pedir el kit. 

El test cancer de colon supone un enorme esfuerzo por parte de las administraciones sanitarias para contrarrestar uno de los cánceres más habituales entre la población española. El “problema” del cáncer colorrectal con respecto a otros tumores malignos es que si se detecta en fases adelantadas las probabilidades de curación descienden mucho. Por ello se ha tratado de buscar un método que facilite la detección precoz.

En caso de que una persona reciba un resultado positivo tampoco debe alarmarse. Es tan solo la primera fase. Ese positivo exigirá más pruebas para hacer un diagnóstico concluyente, incluyendo normalmente la colonoscopia. 

Con todo, la prueba de detección precoz del cáncer colorrectal se trata de uno de los mayores avances en este campo de las últimas décadas, una fórmula que ya está consiguiendo sus frutos gracias a detectar en fases muy poco avanzadas muchos tumores que pueden ser tratados con éxito.

Los USB más divertidos que le darán la mejor publicidad a tu empresa

¿Por qué tienen que ser todos los USB prácticamente iguales? Si quieres impactar con tu propaganda debes dejar de dar lo mismo que el resto y jugar con las memorias usb con diseño para encontrar la que puede impactar a tus clientes e ir acorde con la imagen de la empresa.

Si tu público potencial son los adolescentes, ni te lo pienses, los USB divertidos son lo que más les va a gustar. Una de las apuestas más importantes en estos casos es poder contar con los derechos de una franquicia para poder realizar memorias con la forma de personajes de una película de éxito, por ejemplo. Pero no siempre es necesario tener este tipo de permisos que pueden suponer bastante dinero, a veces lo que triunfa es la originalidad y el crear algo distinto y que guste a la gente.

Por ejemplo, crea una mascota de tu marca y haz los USB con la forma de esa mascota. Si el diseño es bueno, al final todos querrán hacerse con ella. Puede llegar a convertirse en un pequeño éxito a nivel local ya que no es necesario ser una firma internacional para tener una mascota propia.

Pero si no quieres ir tan lejos, siempre puedes elegir bonitos USB divertidos y coloridos en la lista de las ofertas que tienen las empresas especializadas en este tipo de regalos publicitarios. La ventaja de recurrir a lo que ofrece el catálogo está en que se trata de productos ya realizados, no hay que pagar por el diseño exclusivo y esto repercute en un gran ahorro de dinero.

El dinero es importante y por eso las memorias de este tipo se usan tanto como regalo. Son baratas y cada vez lo son más, pudiendo dar más capacidad por el mismo precio. Si escoges una capacidad media, en la que se puedan guardar varios capítulos de una serie, se van a usar mucho y se van a intercambiar, lo que hará que más personas puedan ver la propaganda de tu negocio.

Incluso puedes regalar USB de diferentes capacidades en función de la compra que se haga y promocionarlo. Esto puede hacer que el cliente compre algo a mayores que no pensaba solo por conseguir una memoria de más capacidad. Tú tendrás una ventaja y el cliente también lo que es bueno para el negocio.